8 abr. 2016

Relectura Psi/Cambiantes: Juegos de Pasion


Seguimos con la Relectura, pero antes como les fue con Max y su Sophie, no me negaran que el Poli es capaz de derretir cualquier corazón. El libro de esta semana esta protagonizado por dos miembros de la manada SnowDancer: La Teniente Indigo Riviere y el soldado Andrew Kincaid. 

Si leyeron los libros anteriores en especial Caricias de Hielo y Marcada a Fuego, sabrán que Andrew es hermano de Brenna y Riley, Índigo por su parte es la mano izquierda de Hawke, la derecha es Riley, tambien es la mujer con mas rango y dominancia dentro de la manada al ser la tercera al mando. Este libro está full de detalles:

*Vemos muchisimo mas a fondo el manejo y la vida dentro de la guarida de los SnowDancer.

*Conocemos personajes que serán importantes en los siguientes libros como Riaz Delgado y Adria Morgan.

*Vemos como Hawke empieza a derrumbarse por Sienna.

*Psi Puro esta cada vez mas descontrolado y han marcado como su objetivo a los Cambiantes de San Francisco, por lo que la guerra se avecina.

*Muestra una relación o emparejamiento que puede tomar años hasta que nace la Danza. 

Juegos de Pasion (4 - 10 de Abril) #RelecturaPsiCambiantes #NaliniSingh: En su cargo de rastreador de los SnowDancer, es labor de Drew Kincaid vigilar a los cambiantes renegados que han perdido el control de su parte animal. Pero nadie le ha preparado para la batalla que ahora debe librar para ganarse el corazón de la mujer que hace arder su cuerpo... y que amenaza con esclavizar a su lobo interior. Además, la teniente Indigo Riviere, la hembra más dominante de la manada, no suele conceder privilegios de piel a la ligera y la última persona a quien esperaba desear insaciablemente es al macho más pícaro y desvergonzado de toda la guarida. Por un lado, su parte racional le grita que retroceda antes de que las llamas abrasen a los dos, pero no ha contado con la fuerza de voluntad y el juego de seducción de Drew.



Citas Favoritas




Y aunque le doliera reconocerlo, no había danza de apareamiento entre Índigo y él ni compulsión nacida del salvaje corazón de sus naturalezas que, como mínimo, la atrajera de forma inexorable hacia él, le hiciera prestar atención. No, lo único que Andrew tenía era su obstinada resolución… y su corazón.

Y pensaba obligar a Indy a reconocerlo… aunque tuviera que colarse bajo sus defensas empleando cada truco sucio de su repertorio. Era la guerra. ¿A quién coño le importaba el juego limpio?
Era hora de enfrentarse cara a cara con lo que bien podría ser su destino.
—Sí. Es una gilipollez, ¿no? —Todos somos un poco gilipollas cuando estamos enamorados.
Pero ¿de verdad se estaba doblegando si a su vez él también se doblegaba ante ella?, se atrevió a preguntarse Indigo por primera vez.
—Tontorrón. Ella es nuestra y la queremos…, y a todas nos preocupa lo dura que es consigo misma por el bien del clan. Tú la haces feliz.
Su loba también lo veía a él. Y decidió que aquel hombre que la confundía y desconcertaba, la divertía, la deleitaba y complacía en igual medida era un digno oponente.
—Lo que haces es importante, Drew. No defraudes al clan solo porque… —Chis. —Esa vez la besó él—. Tú me haces feliz. Un Andrew feliz es un Andrew más productivo.
Y a pesar de eso se sintió empujada al borde por el compromiso sin reservas de Drew, por la valentía con que se aferraba a la vida…, al amor.
—Esto era lo que tanto me asustaba todo este tiempo; amar tanto a alguien y perderlo. Abel le retiró el pelo de la cara. —Tú siempre has amado con toda tu alma, cariño. Eres así.

Besos,
Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Hola no me llama mucho los libros asi... pero no lo descarto.
    Ha quiero decirte que te he nomidado a unos premios, espero que te pases. xxx.
    http://attitude-it-gleams.blogspot.com/2016/04/me-nominaron-un-liebster-award_8.html

    ResponderEliminar

width="85"